Ley de Abuso y Negligencia en Hogar de Ancianos

Cuándo usted coloca a un miembro de familia en el cuidado de un hogar de ancianos, usted espera que sus necesidades serán atendidas, ellos serán cuidados de apropiadamente y sus derechos serán protegidos. Desafortunadamente, los residentes de hogar de ancianos son a menudo víctimas silenciosas del abuso físico y mental y de agresión sexual y de negligencia. A pesar de las regulaciones estatales y federales que se han establecido para proteger a las personas de edad en el hogar de ancianos, violaciones de estas regulaciones siguen ocurriendo comprometiendo la salud, el bienestar y la dignidad de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad.

Existen tres formas principales de abuso a las personas de edad que ocurren en el hogar de ancianos: el abuso físico, la agresión sexual y la negligencia. El abuso físico incluye situaciones done un residente es golpeado, abofeteado, pateado o de alguna manera físicamente maltratado. El abuso sexual puede tomar la forma de contacto físico inapropiado como acaricias, abusos deshonestos o hasta violación. Pero por lo general, negligencia puede ser el más insidioso y frecuente tipo de abuso a personas de edad ocurriendo en el hogar de ancianos. La negligencia o conducta negligente es accionable en contra de una facilidad de hogar de ancianos mostrando que el hogar de ancianos violó el estándar de cuidado debido a un residente por el fallo de seguir, adherir a procedimientos, principios o conducta médica o de enfermería en el cuidado de un residente.

Los signos de advertencia comunes que un residente de hogar de ancianos puede estar sufriendo abuso o negligencia incluyen: la rápida pérdida de peso, la agitación repentina o la retirada emocional, llagas de decúbito - llagas de presión - ulceras de decúbito, caídas, moretones inexplicables u otras lesiones, o la inhabilidad de un cuidador de explicar suficientemente la condición del paciente.

La firma legal Kent M. Lucaccioni, Ltd. ha exitosamente representado a residentes de hogar de ancianos y a sus familias en casos involucrando: llagas de decúbito; llagas de presión; ulceras de decúbito; deambulando y escapes; caídas; asalto físico o agresión sexual o abuso; desnutrición o deshidratación; sepsis; restricciones físicas o químicas; errores de medicación; tubos de respiración obstruidos. (lista abajo)

Si Ud., un miembro familiar o una amistad han sufrido lesiones o muerte como resulta de abuso o negligencia en un hogar de ancianos, por favor póngase en contacto con nuestra oficina para hacer una evaluación legal gratuita o rellene nuestro formulario de evaluación de casos.

Haga clic aquí para rellenar nuestro gratuito evaluador de caso.